La norma internacional NCh-ISO 9001 es la herramienta universalmente aceptada como modelo que especifica los requisitos que deben ser tenidos en cuenta para implantar y gestionar la “función calidad” de una organización. Mediante la implantación de la norma NCh-ISO 9001 la empresa desarrolla su Sistema de Gestión de la Calidad, el cual se define como el conjunto de la estructura organizativa de la empresa, los procedimientos, los procesos (de producción y de gestión) y los recursos necesarios para asegurar la Gestión de la Calidad.

Por medio del Sistema de Gestión de la Calidad, y mediante la mejora continua, las organizaciones se aseguran que todos los factores que afectan a la Calidad de los productos o servicios entregados están bajo control, previenen cualquier tipo de deficiencia, y responden a las expectativas de los clientes. Consecuentemente, las organizaciones actúan sobre todos los procesos para incrementar su eficiencia y eficacia, buscando en todo momento un beneficio añadido tanto para ellas mismas, como para sus clientes.

Alcance de la Norma

    Esta Norma Internacional especifica los requisitos para un sistema de gestión de la calidad cuando una organización:

    a) Necesita demostrar su capacidad para proporcionar regularmente productos y servicios que satisfagan los requisitos del cliente, los legales y reglamentarios aplicables.

    b) Aspira a aumentar la satisfacción del cliente a través de la aplicación eficaz del sistema, incluidos los procesos para la mejora del sistema y el aseguramiento de la conformidad con los requisitos del cliente, los legales y reglamentarios aplicables.

    Todos los requisitos de esta Norma Internacional son genéricos y se pretende que sean aplicables a todas las organizaciones, sin importar su tipo o tamaño, o los productos y servicios suministrados.